Pilates Pozuelo

Noticias

El Método Hipopresivo y el rendimiento deportivo

El Método Hipopresivo y el rendimiento deportivo

Deportistas de competición de gran variedad de disciplinas lo practican para mejorar su rendimiento deportivo y proteger su faja abdominal y suelo pélvico.

Beneficios de los abdominales Hipopresivos:

  • Mejoran la resistencia al aumentar la EPO hasta un 65%.
  • Aumentan la fuerza explosiva. Aumentan la capacidad anaeróbica al elevar el metabolismo.
  • Ayudan a gestionar correctamente las presiones abdominales.

¿Cuando hacer los abdominales hipopresivos?

Antes de entrenar/competir:

  • Activan la faja abdominal y suelo pélvico para evitar los efectos negativos del aumento de presión intra-abdominales.
  • Reprograman la faja abdominal Acción energizante positiva durante el esfuerzo.

Después de entrenar/competir:

  • Restablecen de forma sistemática la postura.
  • Regularizan las variaciones de presión abdominal durante el esfuerzo.
  • Normalizan el esquema corporal y emocional.

Aumenta tu resistencia y velocidad

Mucho se habla de la eritropoyetina o EPO en ciclistas, maratonianos, triatletas y todo deportista que precise realizar ejercicios extenuantes. La ausencia de EPO produce anemia, debilidad muscular y la resistencia a la fatiga disminuye notablemente.

Aumentar la EPO es sinónimo de incrementar la resistencia. Su producción se eleva cuando existe déficit de oxígeno en los tejidos. Los ejercicios hipopresivos se ejecutan en apnea espiratoria (sin aire en los pulmones) disminuyendo consecuentemente el oxígeno y aumentando la eritroproyetina.

Conviene recordar que la EPO que se aumenta es fisiológica, propia del  deportista, no es doping puesto que el uso de la EPO o de sus similares como droga de dopaje en el deporte está prohibido. El efecto “positivo” de la EPO se debe a que aumenta el hematocrito, lo que permite un mejor rendimiento del deportista en actividades físicas.

Esto se explica a través de la situación respiratoria particular de la técnica hipopresiva: la “apnea espiratoria”, baja la oxigenación de los tejidos en un 60-95%, provocando una situación de estrés físico muy parecido a situaciones deportivas extenuantes. Es comparable a tres horas de escalada en alta montaña (no es lo mismo que correr en apnea). Por lo estudiado  se convierten en una ventana abierta al mundo del deporte. En la montaña hay déficit de oxígeno puro y esto provoca un aumento de glóbulos rojos. Si damos 100% de oxígeno aumenta la eritropoyetina.

Resumiendo, la fórmula  sería:

hipopresión + hipoxia=  oxigenación  de tejidos en las horas siguientes

Tanto el deportista de fondo como el velocista se benefician además de que los hipopresivos relajan el diafragma, principal músculo inspirador. De modo que cada respiración es amplificada, entrando más aire en los pulmones.

La práctica de hipopresivos mejora la resistencia a la falta de oxígeno y al exceso de anhídrido carbónico (acidosis). La resistencia a la acidosis y la relajación del diafragma torácico que proporciona el Método Hipopresivo son dos claves de mucho interés tanto para aficionados al deporte que quieren mejorar como para atletas de alto rendimiento.

Obtén una eficaz faja natural

El aumento de tono muscular que proporcionan los Hipopresivos logra que la faja abdominal y el suelo pélvico se contraigan de modo reflejo ante un esfuerzo. Sin contraer voluntariamente la musculatura del abdomen y del suelo pélvico, cuando se hace un ejercicio o un esfuerzo, se activan. Con la práctica del Método Hipopresivo aumenta el efecto faja natural y de sostén de éste y del suelo pélvico al aumentar su tono muscular, éstos realizan de manera más eficiente sus funciones de sostén. Se puede comparar al efecto protector y potenciador que supondría tener una faja que sustentara eficientemente para optimizar los resultados deportivos. La práctica de hipopresivos proporciona lo que se denomina amplificación hidrostática abdominal, pélvica y lumbo-espinal.

La amplificación hidrostática supone para el deportista disponer de una faja abdominal y de un suelo pélvico competente que al hacer un esfuerzo responde contrayéndose de modo reflejo y esto, además de evitar lesiones, proporciona al deportista una cincha abdominal que le permitirá mejorar su capacidad de desplazamiento, la velocidad gestual y en definitiva un mejor control motor.

La protección que representa este aumento del tono para la zona del abdomen, del periné y de la columna evita patologías que suceden con demasiada frecuencia en deportistas como son hernias abdominales, inguinales, umbilicales, discales y, en las mujeres, hernias vaginales o descenso de órganos.

Los importantes aumentos de presión que tienen lugar durante la práctica físico-deportiva implican que el Método Hipopresivo sea una excelente y necesaria herramienta en la prevención de dichas patologías. Los  continuos  aumentos de presión generados  por la práctica deportiva sumados a un bajo tono de tejido muscular pueden desencadenar hernias de todo tipo.

Bibliografía: Orthos, Blog de Robert Mayoral

Posted in: Sin categoría

Leave a Comment: (0) →